Archivo de etiquetas| 0° de Aries

El comienzo de un nuevo año astrológico……..

El comienzo de un nuevo año astrológico……..

El 20 de marzo de 2019, el Sol entrará otra vez en Aries, comenzando un nuevo año astrológico, cuyo momento “0” es el Equinoccio “Norte” (1). La Madre Sol comienza un nuevo viaje alrededor del zodiaco. No importa donde vivas en la Tierra, el día es igual a la noche.

¿Por qué el Equinoccio del Norte es el comienzo de un nuevo año astrológico???¿Qué significa el equinoccio desde una perspectiva astrológica?

Como ustedes saben, en un año tenemos dos equinoccios y dos solsticios. Los equinoccios ocurren cuando el Sol está en 0 ° Aries y en 0 ° Libra. Los solsticios ocurren cuando el Sol está en 0 ° Cáncer y en 0 ° Capricornio. Estos cuatros puntos forman  la “cruz cardinal” y representan los cuatro  puntos en el cielo donde el Sol cambia de dirección (como se ve desde la Tierra). Los cuatro puntos son extremadamente importantes, pero el 0 ° Aries es el más relevante desde una perspectiva de “nuevo comienzo” porque es cuando el Sol se levanta al norte del ecuador (y Norte = ascensión, iniciación). O sea cuando el Sol comienza su ascensión

En muchas tradiciones, el tiempo alrededor del Equinoccio de Primavera en el Hemisferio Norte marca un nuevo comienzo. De hecho, algunas celebraciones cristianas esconden un pasado pagano. La Pascua se calcula en base al Equinoccio. Se lleva a cabo el primer domingo (día del “Sol”) después de la primera Luna Llena después del Equinoccio del Norte.

¿Y qué esperar del próximo ingreso al 0° de Aries, el próximo 20 de marzo de 2019???

En 2019, el equinoccio tendrá lugar el 20 de marzo de 2019. Para Argentina, a las 18:58 hs. (Hora Local) Por eso, el gráfico de ese momento establecerá el tono para el nuevo año astrológico. La vida se ha acelerado mucho. Tal vez ya no la podemos considerar la carta del año, pero nos tira pistas para saber qué esperar en los próximos meses.

Este año, el punto del Equinoccio que es la posición solar, está en conjunción con Quirón. . Quirón es un símbolo de sanación holística. Esto significa que es un tema importante este año. 

El término “holístico” implica que existe una fragmentación inherente que nos mantiene “rotos” o quebrados. No habría necesidad de “completar” algo que ya está completo.

En la tradición chamánica, la enfermedad ocurre cuando el espíritu de alguien se fragmenta. El chamán o chamana son sanadores con poderes espirituales especiales. Pueden viajar entre mundos. En la tradición chamánica, hay tres mundos: el mundo inferior, el mundo medio y el mundo superior.

El chamán es capaz de traer de nuevo un fragmento de Alma. En la Astrología, el Sol es un símbolo del Espíritu (la chispa divina de Conciencia en el centro de nuestro ser). Ante situaciones traumáticas, la sanación se dificulta y la persona no puede funcionar correctamente. Es posible que un pedacito del Alma se haya fragmentado. Esto se manifiesta a través de una enfermedad física, emocional, psicológica o espiritual.

El chamán entonces hará un viaje (en el mundo inferior, en el mundo medio y en el mundo superior) para encontrar las piezas rotas del Espíritu. Una vez que el chamán encuentra todas las partes rotas y las reúne en un todo, tiene lugar la sanación.

Quirón es el símbolo del chamán o la chamana. Quirón orbita entre Saturno (el mundo inferior) y Urano (donde comienza el mundo superior). Es por eso que Chiron en astrología representa al chamán, o el “mediador” entre nuestro lado instintivo y nuestro lado consciente. Para mi Tradición ambos son divinos. 

El Equinoccio en conjunción con Quirón significa que a nivel colectivo e individual, este año tendremos la oportunidad de restaurar nuestra integridad.

El viaje no será fácil. Tendremos que bajar al mundo inferior y enfrentar lo que hay allí. Tendremos que abrirnos a los misterios del mundo superior y abrazar lo desconocido. No se abrirán los cielos y vendrán a salvarnos. Es un viaje personal. Sí, el viaje no será fácil, pero valdrá la pena. No hay mejor regalo que restaurar la integridad de nuestra Alma.

Gracias y bendiciones!!

Mónica Gobbin

(1) Equinoccio  (del latín aequinoctium (aequus nocte), “noche igual”)