Archivo de etiquetas| abundancia

La Rueda del Año: Celebrando la Abundancia en tiempos de Lammas (HS), Febrero 2 de 2018

 

goddess-festival-lammas-1

Rueda del Año: Celebrando la Abundancia en tiempos de Lammas (HS),

Febrero 2 de 2018

Imagen de Wendy Andrew

Tradicionalmente, el Festival de Lammas se celebra en el Hemisferio Sur, entre el atardecer del 1° de febrero y el crepúsculo del día 2. Muchas comunidades paganas “invierten”, la Rueda del Año, corriendo seis meses los Festivales según el calendario del Hemisferio Norte.

Pero, pocas veces se recuerda que es un “tiempo de Lammas” y no sólo una “fecha” o “momento”. Y que esta Rueda del Año representa simbólicamente el ciclo de la Vida, dibujado en la metáfora de las estaciones. Lammas marca el comienzo de la época de la cosecha, la maduración de las primeras frutas, y fue tradicionalmente un tiempo de reunión de la comunidad…. Por eso vale la pena detenerse en este significado y lo que está pasando en nuestras vidas. El tema de la Abundancia nos preocupa, pues vivimos en una cultura del dinero.  Hacemos Talleres y pedimos “Abundancia”, olvidando que lo primero es despegarse de las ataduras que nos esclavizan y cortan el fluir de esta Energía en nuestras vidas. Convocamos a los dioses de la abundancia y nos olvidamos que debemos dar algo a cambio en retribución, con agradecimiento.

La mayor parte de las veces nos preguntamos, “Qué frutos hemos cosechado??” “Qué semillas elijo para continuar??”…pocas veces indagamos en “nuestra retribución”, nuestro dar. Cómo hemos nutrido esto en nuestro último año…y qué hemos hecho para que esta energía de Abundancia circule. Hemos aprendido a compartir o hemos acaparado?

Tal vez, comprender su auténtico significado nos ayude. Su origen es una festividad gaélica celebrada el 1 de agosto en el Hemisferio Norte, durante la época de maduración de la cosecha local de bayas. Se trata de la “primera cosecha”, cuando se recogen los cereales y comenzamos a guardar la fruta para el invierno. Lammas es el tercero de los cuatro Festivales de Fuego y está dedicado a la Madre Naturaleza, embarazada y dadora de vida. Por eso en este Sabbat, cosechamos los frutos de las semillas que hemos plantado en Ostara, y de ellos recogeremos las semillas que esperarán durante el invierno a ser sembradas.

En Lammas, también llamado Lughnasadh, el calor del verano está con nosotr@s.  Sabemos que los rojos y amarillos brillantes de la temporada de cosecha están a la vuelta de la esquina. Las manzanas están empezando a madurar en los árboles, las verduras de verano han sido recogidas, el maíz es alto y verde, a la espera de que nos acerquemos recoger la recompensa de los campos de cultivo. Ahora es el momento de empezar a cosechar lo que hemos sembrado, y recoger las primeras cosechas de grano, el trigo, la avena, y más.

El grano, vital para nuestra supervivencia, ha ocupado un lugar de importancia en la civilización desde el principio de los tiempos. Llegó a ser asociado con el ciclo de Muerte y Renacimiento. El dios sumerio Tamuz fue muerto y su afligida amante Ishtar dejó que la naturaleza dejara de producir. Ishtar lloró a Tammuz, y lo siguió hasta el Inframundo para traerlo de vuelta, así como la historia de Deméter y Perséfone, vuelve a tomar esta metáfora. En la mitología griega, el dios del grano era Adonis. Dos diosas, Afrodita y Perséfone, lucharon por su amor. Para poner fin a la lucha, Zeus ordenó a Adonis a pasar seis meses con Perséfone en el inframundo, y el resto con Afrodita.

Durante el cristianismo toma su nombre del Inglés Antiguo “hlaf”, que significa “pan” y “Maesse”, que significa fiesta. Era el momento de llevar a la iglesia el pan hecho con el “primer trigo” del año. Durante la época medieval esta fiesta era conocida como “Gule of August” (Hemisferio Norte), pero el significado de “gule” es desconocido. Ronald Hutton (1) sugiere que esta palabra puede ser una anglicanización de “gwyl aust”, el nombre galés para el 1 de agosto y que significa “fiesta de agosto”; y propone un origen pagano y pre-cristiano de Lammas entre los anglosajones y su conexión con el festival gaélico de Lugnasad (“bodas de Lug”, el dios celta).

El mito irlandés nos cuenta como Lug realiza un festival fúnebre ,Áenach Tailteann, en honor a su madre (Foster mother) Tailte. Ella sobrevivió a la invasión de los Tuatha Dé. El relato nos dice que murió de agotamiento después de despejar las piedras de las llanuras de Irlanda para la agricultura. También llamada Taillten, pudo haber sido originalmente el nombre de la Gran Madre Celta, la personificación de la tierra misma, como tantas diosas irlandesas. De hecho, Lughnasadh tiene un nombre más antiguo, Bron Trogain (2), que se refiere al penoso trabajo de parto. Porque en esta época del año, la Tierra da a luz a su primer fruto para que sus hijos puedan vivir. Sin embargo, es uno de los Festivales, que pasan casi desapercibidos para muchos de los paganos de Sudamérica. Cuál será la razón de ello??? Es pleno verano, convivimos con temperaturas que nos “derriten”, es época de vacaciones… o es que tal vez, vivamos en un lugar privilegiado dónde todo el año la Madre Tierra nos ofrece sus frutos??? No es hora de preguntarnos que debemos retribuir a este “parto de la Madre Tierra”???

Nos hemos separado tanto de la Naturaleza, que las celebraciones de los primeros frutos fueron olvidadas. Nuestra fuente de alimentos es el supermercado, dónde conseguimos el pan todo el año, las verduras y las frutas. Tal vez sólo reparemos en su precio (dinero), pues nuestra cabeza está pendiente de otras cosas, lejos de los ritmos de la Tierra. Puede ser que alguna vez la problemática de la producción de alimentos, la agroindustria, pesticidas y fertilizantes químicos, la radiación a algunos comestibles, la ingeniería genética, las semillas no reproductivas – y por sobre todo, el cambio climático, concentre nuestra atención….pero cuanto le dedicamos??? Será que pensamos que es un problema que no nos atañe??? O que frente al cual…no podemos hacer nada??

Debemos asumir la responsabilidad que nos toca como Hijos de la Tierra. Y de la misma forma reflexionar sobre el recalentamiento global, la sequias y cambio del régimen de lluvias  que estamos atravesando. Sus razones no son exclusivamente “climáticas”, estamos empezando a sentir los efectos del maltrato a la Tierra. Tal vez, es el momento de hacer algo por Ella.

Te invito a celebrar este Festival hasta el Equinoccio de Otoño, día a día, reflexionando y actuando sobre esto. Desde tu lugar y tu comunidad. Tu ofrenda puede ser una acción en su favor. La toma de conciencia sobre la producción de alimentos. El compartirlo con tu familia, tu grupo, tu decisión al momento de elegir… para estar agradecidos por la comida en nuestras mesas. Lammas es una época de transformación, de regeneración y de nuevos comienzos.

Detengamos nuestra rutina un momento….para agradecer a la Diosa Madre…es la época de enseñar y de compartir los frutos de nuestros logros. Pero también el tiempo de aprender a retribuir. Haz tu ofrenda y da las Gracias.

¡Bendiciones de la Madre para ti!!!

Mónica Gobbin

(1) Ronald Hutton (nacido en 1954) es profesor de historia en la Universidad de Bristol y ocasionalmente comentarista en los medios de radio y televisión del Reino Unido sobre la historia del paganismo en las islas británicas

(2) En muchas tradiciones se refiere al lamento por la muerte del Dios.

Venus y la Alquimia de sus ciclos: Venus cambia de dirección, abril 15 de 2017

Venus cambia de dirección… abril 15 de 2017

“Afrodita”de Angelsculptress

Venus – planeta significador  de Amor y Dinero –  ha estado retrogradando desde el 4 de marzo, inspirando una intensa reevaluación en las relaciones y los recursos. Lo que NO funciona se ha vuelto dolorosamente obvio y maduro para soltar y sanar.

Este sábado, 15 de abril, Venus, cambia de dirección y se pone  directo – comienza a avanzar de nuevo. Así es arriba como abajo. Es hora de que nosotr@s avancemos también, para traducir nuestra evaluación y aprendizajes de las últimas cinco semanas, reemplazando lamentos y apegos, por cambios  y acciones.

Te invito a leer los posts anteriores, correspondientes a este ciclo 2017 del planeta del Amor:

Sanando heridas de amor y autoestima: Venus y la Alquimia de sus ciclos.

Ciclos de Venus y la Estrella de Cinco Puntas

¡Que la Diosa Venus te bendiga!!!

¡Gracias!!!!

Mónica Gobbin

 Astrología desde la mirada de la Espiritualidad Femenina

 

Sanando heridas de amor y autoestima: Venus y la Alquimia de sus ciclos.

afrodita

Sanando heridas de amor y autoestima: Venus y la Alquimia de sus ciclos.

“Aphrodite-Venus Greek Goddess”J.J. Lovely

En el aire parece sentirse su movimiento. Venus brilla, súper brillante en el cielo, mientras desacelera y lentamente se acerca a su posición más próxima a Gaia. Se prepara para estacionar para retrogradar el próximo 4 de marzo, hasta el 15 de abril, y nos parecerá cruzar el “rostro” de la Madre Sol, desde nuestro punto de vista aquí en el planeta Tierra.

En el post “Noche de Amor, bajo el brillo de Venus…” escribí que Venus está finalizando un Ciclo “Leo”, es decir  la Diosa Reina, la Diosa Soberanía, la Mujer Portadora de la Visión, ha atravesado una  profunda iniciación durante los últimos 19 meses y se está preparando para su entrada definitiva en este mundo. Este momento se verá fortalecido este año, cuando el Nodo Norte entre al signo de Leo y el Eclipse Total en Leo. No en vano lo llaman el “eclipse del siglo”.

Cabe aclarar que no se trata  de la entrada de Venus en un signo, sino de las “puntas” de la Estrella que se forman a lo largo de un ciclo.

Su Emergencia se siente como un re-nacimiento del arquetipo Venusino dentro de tod@s nosotr@s. Y cuando hablo de este arquetipo, me estoy refiriendo a la Gran Diosa de los Cielos y la Tierra, llamada también Inanna, Ishtar, Astarte o Ashtoreth. Revisemos con otra mirada, el personaje recortado que muestran ciertas versiones astrológicas

Lo que sigue es un nuevo Ciclo de Venus en Aries, que se iniciará el 31 de marzo cuando Venus, la Estrella de la Mañana se levante en Aries. Este Ciclo Aries de 19 meses podrá venir acompañado de un despertar de la Mujer Salvaje. Es importante aprender a manejar esta energía de amazona, de manera sanadora. La asertividad no es sinónimo de agresividad. Siempre dije que prefiero la palabra “trabajar” al término “luchar”. Es el Fuego de la Acción guiado por el Sagrado Femenino. Es el Despertar de lo Femenino Solar – para mujeres y hombres – que resquebraja al patriarcado para transformar los vínculos entre tod@s. Es importante recordar el uso correcto del poder y del conocimiento ponerlo en servicio a la sanación de la Tierra, y de las próximas siete generaciones, co-creando una cultura colectiva centrada en el corazón.

El portal de Venus retrógrado del 4 de marzo al 15 de abril, es un momento de Iniciación donde podemos hacer un salto profundo en nuestras vidas y en nuestro mundo.

¿Cómo trabajar esta energía e integrarla en nuestra experiencia??

L@s antigu@s comprendían el inmenso poder de los ciclos sagrados, alineados con los movimientos de Venus. Una civilización entera -los sumerios- elaboró grandes ritos colectivos para honrar el momento del ascenso de Venus más cercano al Equinoccio de Primavera (Hemisferio Norte).

El período de Venus Retrogrado, del 4 de marzo al 15 de abril se puede ver como un tiempo para prepararse para la “acción”, es decir, para reflejar, planificar nuestra estrategia, aclarar nuestros compromisos y prioridades. Todo esto para estar preparad@s para los próximos meses donde necesitaremos estar completamente comprometid@s con nuestro propósito y misión.

Reflexión y práctica de Honrarnos a nosotr@s mism@s:

Del 4 al 18 de marzo: Venus se prepara para cruzar entre la Tierra y el Sol. Tomemos un tiempo para reflexionar profundamente sobre lo que hemos experimentado desde agosto de 2015 hasta ahora (el ciclo completo Leo de Venus). Agradezcamos lo aprendido. Celebremos todas las formas en que hemos crecido. Cultivemos las prácticas del amor hacia nosotr@s en cada oportunidad. Anclemos las energías de nuestra propia reina interna, Soberanía, dentro de nuestro ser en el nivel celular. La necesitamos profunda y totalmente resonante dentro de nosotr@s.

Del 19 al 31 de marzo: Venus está con el Sol en el “submundo metamórfico”. Este tiempo de Alta Magia contiene mundos dentro de mundos de posibilidades. Tod@s estamos pasando por un proceso metamórfico profundo, dando el salto cuántico, y es bueno rendirse a lo que el Espíritu tiene reservado para nosotr@s. Permitirnos fluir y cambiar.

Del 1al 15 de abril: es el tiempo de nutrirse profundamente y “mapear” los próximos diecinueve meses de este ciclo. Es el momento de empezar a pararnos y presentar nuestra verdadera identidad al mundo. De tomar en nuestras manos el poder del Universo y alinearnos con el propósito del Alma, desarrollando nuestro proyecto de Vida. Somos quien hemos venido a ser, y no los “personajes” que hemos creado para encajar en un modelo de sociedad, que no va más.

El punto más alto del ciclo se dará el 25 de marzo cuando la Tierra, Venus y el Sol estén alineados. Esa es la fecha de la próxima punta de la estrella que se dará en el 5° Aries. Volverá a Piscis para revisar nuestras decisiones y recién a mediados de mayo, saldrá de la sombra, avanzando con claridad e impulsando propósitos. Será el tiempo de ponerse de pie, actuar, y hablar con voz fuerte y clara.

Cada vez que el ciclo venusino activa un punto en este signo, el colectivo recibe una descarga de energía. Un “empujón”. Arielle Guttman relaciona la energía de este ciclo, de esta punta de Estrella en  5° de Aries con el arquetipo de Atenea (1). “Ella es la estratega y la voz de la sabiduría. Evaluemos el consejo que nos da Atenea. Para hacer el mejor uso de nuestra energía, permanezcamos enraizad@s, protegid@s . Ella es la diosa que nos entrena para defender lo que es correcto. Negociando de forma pacífica e inteligente. (2).

¡Que la Diosa del Amor te bendiga!!!

¡Gracias!!!!

Mónica Gobbin

Astrología desde la mirada de la Espiritualidad Femenina

(1) Atenea o Atena (del griego ático Ἀθήνα; transl., Athēnē o Ἀθηναίη, Athēnaiē), también conocida como Palas Atenea (Παλλὰς Ἀθήνα)

(2) Arielle Guttman

Venus y el proceso de Renovación: emergiendo como Estrella Vespertina

Venus

Venus y el proceso de Renovación: emergiendo como Estrella Vespertina

Imgen: Michael Parkes ‘The Venus’

A partir del 14 de julio de 2016, Venus reaparecerá como nuestra Estrella Vespertina. El actual ciclo del planeta Venus comenzó el 22 de agosto de 2015 y concluirá el 31 de marzo de 2017. Venus tiene un ciclo de 584 días, que comienza con Venus ascendiendo como Estrella de la Mañana, visible antes del amanecer. Este ciclo sinódico (1) dura aproximadamente 19 meses.

El pasado 6 de junio, Venus pasó “al otro lado del Sol” en su órbita (la conjunción superior) y lentamente se irá moviendo en el cielo de la tarde. Ese “abrazo” combina el Amor de Venus con la luz y la energía del Sol, que actúa como un potencial rayo láser de Luz y Amor. Ese contacto Sol-Venus afectó a cuatro grandes pesos pesados: Júpiter, Saturno, Neptuno y los Nodos Lunares, creando lo que podría llegar a ser un importante punto de inflexión en todos los frentes. A nivel personal y Colectivo.

La Astrología desde el punto de vista de la Espiritualidad Femenina incorpora entre sus sistemas de trabajo el ciclo de Venus, como la metáfora de un proceso de Renovación. En cada uno de estos nuevos comienzos lleva un aspecto evolucionado de lo Divino Femenino conforme al signo del cual   emerge.

Revisa como se está dando este ciclo venusino en tu carta natal: Amor y Abundancia…

 

Gracias y bendiciones!!!

Mónica Gobbin

 Astrología desde la mirada de la Espiritualidad Femenina

 

(1) El período sinódico es el tiempo que tarda el objeto en volver a aparecer en el mismo punto del cielo respecto del Sol, cuando se observa desde la Tierra.

 

Venus y su danza en el Cielo, junio 6-7 de 2016

Jimmy-Westlake1

 

Durante los próximos 6-7 de Junio,  Venus va a besar al Sol, y ambos, se alinearán con la Tierra regalándonos una conexión de tres vías entre la luz del Sol, el corazón de Venus y el cuerpo de la Tierra. Y tanto para lo personal y como para lo mundano, la primera semana de junio es crucial.

El beso entre  Sol y Venus estará afectando a cuatro  factores planetarios: Júpiter, Saturno, Neptuno y los Nodos Lunares, creando lo que podría llegar a ser un importante punto de inflexión en todos los frentes.

El planeta Venus, “dibuja” una estrella de cinco puntas, llamada el “Pentagrama de Venus”. Y esta nueva “punta” se va a dar en Géminis. El Regente  de Géminis es Mercurio, pero muchos no saben que regente esotérico de Géminis es Venus. Mercurio se encarga de  entregar mensajes e ideas que vienen  desde el cosmos a través del intelecto y al mundo. Pero los canales que utiliza  Venus comunican  través del corazón, en lugar de la mente. Entonces, debemos estar atent@s a integrar esta energía geminiana, superando contradicciones y paradojas, desde el lugar del Amor.

Gracias y bendiciones  venusinas!!!

Mónica Gobbin

 Astrología desde la mirada de la Espiritualidad Femenina