Noticias de Astrología: Boletín de mayo de 2016 ¿Es real el planeta Nueve? de Steven Forrest

deepspace-internet

Traducido al español y publicado con su permiso, por Mónica Gobbin

¡Espera un minuto! ¿No encontramos el noveno planeta hace ochenta y seis años, y se le dio el nombre del perro más famoso de Walt Disney? No, ahora Plutón es un “enano”, ¿recuerdas? (Pero, ¿quién se atreve a decir que Plutón es un “enano”?) ¡Pero espera un minuto más! Los astrólogos han estado llamando al Sol y a la Luna “planetas” desde el comienzo del tiempo astrológico, de manera que hay diez planetas, sin contar a Plutón. ¡Pero queremos contar a Plutón! Pregunta a cualquier astrólogo, o al menos cualquier astrólogo moderno. (Algunos de los clasicistas no quieren siquiera contar a Urano o a Neptuno…) Pero, entonces, si contamos a Plutón, haríamos mejor en contar a Eris también. Eris es aproximadamente de igual tamaño y masa que Plutón, y si uno es un planeta, entonces el otro debería serlo también.

Al igual que muchas cosas en el mundo moderno, tales como el encendido de un aparato de televisión o el ajuste de un termostato, ¡contar los planetas es mucho más difícil de lo que solía ser! Y parece que se va a poner mucho más difícil. Se están acumulando pruebas de la existencia de lo que los astrónomos llaman tentativamente “Planeta Nueve” (Noveno planeta).

Ahora, antes de seguir una pulgada más, vamos a andar con zapatos de plomo. En realidad, nadie ha visto este planeta Nueve todavía. La evidencia de su existencia es especulativa. Ni siquiera sabemos dónde está exactamente. Nadie puede incluirlo en la carta natal de nadie todavía. Es demasiado pronto para decir: “Esta en conjunción con el Sol de Robin Williams. ¡Vamos a llamarlo Planeta “Robin”! (Aunque podría votar a favor de eso…)

He escuchado a lo largo de mi vida una gran cantidad de falsas alarmas sobre “nuevos planetas”, algunos desde la astronomía, algunos desde la canalización metafísica. Mayormente esas predicciones han sido incorrectas. Tomé este caso “con pinzas” también, hasta que empecé a mirar más de cerca la evidencia. Ahora pienso que es real. Ahora creo que la astrología está en el umbral de un cambio de paradigma muy importante. Y sospecho que va a suceder muy pronto, curiosamente, sincrónicamente, a medida que avanzamos hacia la conjunción Urano-Eris en Aries en los próximos dos años.

Desde principios de 1990, los astrónomos han descubierto literalmente cientos de pequeños mundos de hielo que orbitan más allá de Neptuno. Por lo general, se los llaman el Cinturón de Kuiper (rima con “viper- vibora). Eris es uno de ellos. Es probable que hayas oído hablar de Sedna o Quaoar o Orcus también. Con el tiempo, los astrónomos se dieron cuenta de que tenía más sentido incluir a Plutón como un miembro de esa misma familia. Plutón parece ser el más grande de ellos y uno de los más cercanos, pero es útil mantener la perspectiva tomando en cuenta de que la masa de Plutón es sólo un cuarto del uno por ciento de la masa de la Tierra. Por lo que es el mayor de estos objetos del Cinturón de Kuiper (o trans-neptunianos, como a menudo se les llama), pero es realmente pequeño, al igual que el resto de ellos.

Tal vez hasta ahora.

¿Cuál es la evidencia de la existencia de este nuevo mundo? Básicamente, en gran medida la ciencia es un eco de cómo se descubrió a Neptuno en la mitad del siglo XIX: por los efectos de su campo gravitacional invisible. Urano no estaba orbitando “derecho”, y los astrónomos de la época se dieron cuenta de algo que “tiraba” de él. Utilizaron las distorsiones en la órbita de Urano para calcular aproximadamente la posición del invisible “planeta ocho”: volvieron sus telescopios en esa dirección y, voilà, ahí estaba Neptuno.

Del mismo modo, algo está “tirando” de las órbitas de estos pequeños mundos de hielo del Cinturón de Kuiper. Sus órbitas son muy organizadas. Ellos están marchando al son del mismo tambor. Pero, ¿quién es el baterista? Nadie lo ha visto.

En su mayoría, estos mundos de hielo tienen órbitas altamente excéntricas, lo cual significa simplemente que giran cerca del Sol y a continuación, van mucho más lejos, orbitando en largos elipses, casi como los cometas. La gran pista o dato sobre el Planeta “Nueve” es que, en su mayoría, estos mundos tienen sus afelios- el punto en que están más lejos del Sol-, todos a un lado del Sol. Así que nuestra pregunta es: “¿Quién es el batería” se traduce en “¿que es lo que los está equilibrando en el otro lado?” Ver representación visual.

Imagínalo así. Hay un granjero de 115 kilos bailando floklore con su mujer de 50 kilos. Se tienen de las dos manos y él la está haciendo girar alrededor, dando vueltas y vueltas. Si la suelta, ella saldría volando. Pero se aferra. Su pelvis órbita la pelvis de su marido. Él es más grande, así que es una especie de centro de una calesita. Pero si has visto la pelvis del granjero con cuidado, verías que está describiendo pequeños círculos también. Así que la pelvis de ella está haciendo un gran círculo y la de él está haciendo uno pequeño. Y ambas están en órbita alrededor de un “centro de gravedad común” y ellos siempre están en lados opuestos a dicho centro común de gravedad.

Ahora el granjero se hace invisible. ¡Puf! Disappearius!!!

Si sigues estudiando el movimiento de la pelvis de la esposa, se deduciría que su compañero invisible ocupaba una posición frente a ella. Se podría suponer “acerca de dónde se encuentra.” Y sabes que él era mucho más pesado de lo que es ella.

Eso es lo que los astrónomos están haciendo. Estos objetos del Cinturón de Kuiper son la pelvis de la mujer. ¡Y el” granjero” invisible es un gigante! Se estima que el planeta “Nueve” pesa cerca de diez veces más que la Tierra-y recordemos que la Tierra tiene unas cuatrocientas veces la masa de Plutón. Para ponerlo en perspectiva, Neptuno tiene un poco más de diecisiete veces la masa del planeta Tierra, de modo que el planeta Nueve no rompe ningún record. Pero una cosa es segura, si es que lo encuentran, no habrá debate acerca de que sea un “planeta enano”, ¡no en diez veces la masa de la Tierra!

Esas reveladoras órbitas distorsionadas también nos dicen que este nuevo mundo está muy lejos de todo en el espacio. Por tanto, los astrónomos solo pueden aprender de la observación “de la pelvis de la mujer del granjero,” pero parece que el Planeta Nueve debe estar cincuenta o sesenta mil millones de millas desde el Sol. El número probablemente no signifique mucho, excepto “muy grande” para ti y para mí también. Sin embargo, en perspectiva, la distancia media de Neptuno al Sol es de sólo 2,8 billón millas. La Tierra esta sólo a 93 millones de millas de distancia. Cincuenta o sesenta mil millones de millas significa el espacio profundo: un territorio inexplorado, donde ningún residente de la Tierra ha ido antes.

Debido a las leyes del movimiento planetario de Kepler, la órbita en el espacio profundo significa dos cosas: el Planeta Nueve se está moviendo muy lentamente y tarda mucho, mucho tiempo en dar la vuelta alrededor del Sol Las estimaciones actuales corren entre diez mil y veinte mil años. Esa es su “año”, haciendo parecer pequeño el ciclo de 248 años de Plutón.

Una pequeña pieza técnica más. En comparación con el plano de la órbita de la Tierra, muchas de las órbitas de estos objetos del Cinturón de Kuiper están inclinados 30 ° hacia abajo. ¿Por qué? Una vez más, las leyes de equilibrio gravitacional apuntan a algo masivo en órbita en el otro lado, 30 ° hacia arriba. La probabilidad de que ocurra por casualidad es de aproximadamente 0,007%. Así que esa es otra prueba de que “algo grande está ahí fuera.”

Las pistas o datos son convincentes y los telescopios están apuntando en este mismo momento, hacia la oscuridad en el límite del sistema solar A medida que las observaciones de las órbitas del cinturón de Kuiper se acerquen  a un momento decisivo , los astrónomos sabrán mejor a dónde dirigir esos grandes ojos. En este punto, nadie puede llegar a una explicación alternativa para la observación, pero, por supuesto, la ciencia está llena de sorpresas. Podemos creer en el Planeta Nueve cuando lo veamos. Hasta entonces, como astrólogo, sólo puedo esperar y anticipar. . . y es de esperar evitar la trampa de empezar a interpretar nada de esto antes de que tengamos algo concreto para interpretar!

¿Qué significará el Planeta Nueve? No tengo ideas concretas, pero sí sé que el descubrimiento de planetas siempre han sido un verdadero mojón en la historia humana. Lo conocido, tenemos la correlación entre el descubrimiento de Urano y las revoluciones en gobiernos,  la ciencia y la cultura. Tenemos el descubrimiento de Neptuno vinculado con el espiritismo, la revolución populista, y así sucesivamente. Plutón tan obviamente ligado a la psicología y la posibilidad de Armagedón. Grandes temas-y sin duda el Planeta Nueve, diez veces más masivo que la Tierra y que pueda ser descubierto en el próximo año o dos, se correlaciona de manera similar, con un cambio de paradigma masiva

Nosotros, los astrólogos, por supuesto, esperamos con gran expectativa el anuncio del mítico nombre de este nuevo mundo. Eso es porque, con la notable excepción de Urano-esos nombres han proporcionado una de las manifestaciones más fiables de la sincronicidad disponibles para aquellos que prestan atención a tales cosas.

Me muero por ver donde este nuevo planeta cae en mi propia carta. Apuesto a que tú también. ¡No hay nada que disculpar! Nuestras propias cabezas y nuestros corazones son siempre el laboratorio principal. A continuación, vamos a empezar a interpretar el planeta en las cartas de personajes famosos. El planeta Nueve es tan lento en su larga órbita, que tenderá, por supuesto, a moverse apenas entre generaciones. Toda la clase o generación anterior, lo tiene en el mismo grado. Pero alguien que conoce lo tendrá en conjunción con el Ascendente y otra persona en oposición a la Luna. Y, juntos, nosotros, la tribu de los astrólogos, lo descifraremos. Qué momento tan emocionante.

Recuerda: ¡este cachorro tiene cuatrocientas veces la masa de Plutón! Va a cambiar todo.

Aquí hay un enlace a un artículo más técnico acerca de todo esto (en inglés). Es de la revista ASTRONOMÍA. Soy un feliz suscriptor, ¡a pesar de sus ocasionales ignorantes comentarios acerca de la astrología!

– Steven Forrest

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s