Por qué no deberíamos “festejar” Halloween en octubre, en el Hemisferio Sur….(*)

sthwheelyear

Rueda del Año del Hemisferio Sur. Imagen de Spheres of Light

(*) Sobre un artículo publicado en Octubre/2011…

A continuación del Día de las Madres en Argentina, casi de inmediato y como es costumbre desde hace algunos años, comenzamos a ver vidrieras decoradas con calabazas, brujas y fantasmitas, con fondo de color negro y naranja. De a poco se fue “colando” y se instaló Halloween en nuestra Primavera austral. Y por lo que parece en muchos países al sur del Ecuador. Los chicos comienzan a preparar su disfraz, pensando en las golosinas y la fiesta. A veces, el festejo tiene lugar en la misma escuela, sin conciencia de su verdadero significado. La programación televisiva comienza a presentar una sobredosis de películas de horror, cine slasher (1) y con abundante presencia de fantasmas, aparecidos, brujas, poseídos y entenados.

Infaltable el capítulo de Noche de Brujas en cada una de las “American Comedies”. Y así se fue instalando esta festividad en Argentina, y la fuimos aceptando sin mucha reflexión, paquete completo, sin revisar. Sin conocer sus orígenes, su historia y su significado. Y por, sobre todo, desconociendo que la deberíamos celebrar en otro momento del año.

¿Por qué razón? …Para explicar eso, tenemos que entrar un poquito en la historia…

El documento más antiguo donde figura la palabra “Halloween” es del siglo XVI y representa una forma abreviada o contracción de la frase en dialecto escocés referida a la noche anterior al Día de Todos los Santos, o sea el 31 de octubre (“All-Hallows-Even”). La festividad del Día de Todos los Santos (All Hallows o Hallowmas) fue instaurada el 1 de noviembre por la Iglesia Católica. Según algunos autores fue establecida por el Papa Gregorio III (731-741) y siendo de celebración obligatoria en las épocas de Carlomagno.

Pero en realidad, “Halloween” ha sido un intento de la iglesia de “cristianizar” una celebración antiquísima en Europa. La historia nos habla de que Romanos, celtas y germanos poseían fechas donde se honraba a los antepasados. Sin embargo, podemos decir que las costumbres ligadas a Halloween están vinculadas al festival celta de Samhain (se pronuncia so-win. Del gaélico: samhain, ‘fin del verano’). Es la festividad de origen celta más importante del periodo pagano que dominó Europa hasta su conversión al cristianismo, en la que la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre se celebraba el final de la temporada de cosechas y era considerada como el “Año Nuevo Celta”, que comenzaba con la estación oscura. Es tanto una fiesta de transición (el paso de un año a otro) como de apertura al otro mundo.

Ha sido practicada desde hace más de tres mil años por los pueblos celtas que han poblado toda Europa.

El calendario celta dividía el año en dos mitades, la mitad oscura comenzando en el mes de Samonios (lunación octubre-noviembre), y la mitad luminosa, comenzaba en el mes de Giamonios (lunación abril-mayo). Se consideraba que el año comenzaba con la mitad oscura, así Samonios se convertía en el año nuevo celta. En esta fecha se reunían para rendir sus respetos a los antepasados, quienes podían comunicarse con este plano, ya que el velo entre los Mundos, se tornaba más sutil en este momento del año. Esta denominación de “oscura”, tiene que ver con la cantidad de horas de luz y el paisaje invernal en el Norte, y no con la idea de malignidad que le fue atribuida por el cristianismo. Y que este desfile de “monstruos”, vampiros, zombies, etc., no hace más que acentuar.

O sea que aquí, en esta fecha, en el punto medio entre el Equinoccio de Primavera y el Solsticio de Verano, y cuando todo en la Naturaleza, renace y florece, en lugar de celebrar Beltane, llamando al Amor y a la Fertilidad, estamos copiando una festividad que es una caricatura de un momento sagrado y que no responde a la Energía de este momento en este lugar del Planeta. Y que cuando decimos “Noche de Brujas”, seguimos alimentando el estereotipo de vieja malvada, con verruga en la nariz, con tratos con el demonio, que llevó a la hoguera a millones de mujeres.

No estoy en contra de que disfrutemos, nos disfracemos y comamos golosinas, celebrando todo lo que la Diosa nos ofrece, pero creo que no nos hace bien estar tan ajenos a la Energía de los ciclos naturales y de Ella. Y que debemos ser respetuosos de estos ciclos, que nos permiten renovarnos y Sanar, en armonía con todos los seres, los que están en este plano y en otros. Aceptando el eterno ciclo de la Vida. Reflexionando seriamente sobre el significado de esto. Y celebremos Samhain, honrando a nuestr@s Ancestr@s….dentro de seis meses!!!!

Y si te interesa conocer que tipo de Energía se está moviendo durante estos tiempos, haz click aquí.

¡Gracias y Bendiciones!!

Mónica Gobbin

 Astrología desde la mirada de la Espiritualidad Femenina

(1) El cine slasher o simplemente slasher es un subgénero del cine de terror.Su principal característica es la presencia de un psicópata que asesina brutalmente a adolescentes y jóvenes que se encuentran fuera de la supervisión de algún adulto. La mayoría de las veces las víctimas están envueltas en sexo prematuro o consumo de drogas. El éxito de este tipo de películas entre las audiencias ha generado la producción de numerosas secuelas.

N.d.R: De más está explicar el buen negocio que es esto. Lo mismo “transplantar” el negocio asociado a Halloween en nuestra cultura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s