¡No me digas que soy de Ofiuco!!

untitled-design-2

 

¡No me digas que soy de Ofiuco!!

 “Dulce Princesa (Bonnibel Bubblegum) ” personaje de Tiempo de Aventuras

En enero de 1995, Jacqueline Mitton, de la Real Sociedad de Astronomía británica, anunciaba en una serie de divulgación de la BBC que los doce signos del zodíaco no solo estaban erróneamente adelantados, por los efectos de precesión que sufre la Tierra, sino que eran, en realidad, trece. Mitton explicaba que la eclíptica (el aparente recorrido anual del Sol por los cielos) atraviesa una decimotercera constelación: Ofiuco, versión latina de Asclepio, el dios griego de la medicina. Es más, en realidad, la eclíptica siempre había atravesado esa constelación, solo cambian las fechas con los siglos…. Los doce signos del zodíaco no solo estaban erróneamente adelantados, por los efectos de precesión que sufre la Tierra, sino que eran, en realidad, trece. Parke Kunkle de la Minnesota Planetarium Society reavivó el debate en 2011. Tal vez los astrológxs estaban complotando para que no se descubra…vaya a saber.

Desde ese momento, cada tanto el tema vuelve a aparecer en los medios, a través de la aparición de artículos difundidos por la BBC u otros sitios de Astronomía, desde un lugar de “autoridad intelectual”, dónde se muestran una serie de descubrimientos y conceptos astronómicos que dejan a la Astrología muy mal parada. Irónicamente estas declaraciones no analizan el tema desde el punto de vista astrológico y utilizan de manera errónea, conceptos astrológicos básicos. Y cada tanto, el revival del “tema Ofiuco”, nos enfrenta a estos “agujeros conceptuales”.

Llegan entonces una serie de preguntas, siempre las mismas, con respecto al “tema Ofiuco”: – ¿Hay un nuevo signo?, ¿cómo lo descubrieron????.  ¿fue por los cambios en la rotación de la Tierra???? y la más desesperadas … ¿ya no soy de Sagitario??? ¡¿No me digas que soy de Ofiuco?!!…y ahora qué hago?????.

Y la verdad, es que cada vez que intento explicarlo, la respuesta no sale muy simple. En primer lugar, porque mucha gente no recuerda o no conoce algunos temas astronómicos. En segundo lugar, porque mucha gente no recuerda o no conoce las diferencias entre astronomía y astrología.

Desde el comienzo de los tiempos hasta casi el siglo de las Luces, Astrología y Astronomía caminaron juntas. El tiempo entre la exclusión de la Astrología del currículo universitario en 1666 (1) hasta la labor de Alan Leo, en la Sociedad Teosófica, la Astrología se mantuvo en círculos cerrados, bebiendo de fuentes clásicas y esotéricas. En el sigolo XXX a principios de la década de 1930, el astrólogo Paul Clancy decidió que su misión de vida iba a ser la popularización de la astrología. Cuando la revista de Clancy “American Astrology” se convirtió en un gran éxito en 1934, comenzó una nueva “época” para la Astrología. El llamado “Horóscopo”, comenzó a ocupar un lugar en los medios: revistas, periódicos…y luego en la televisión. Los libros con las predicciones para el año siguiente se fueron popularizando también. Esto prendió tanto en la cultura popular que la mayoría de la gente en occidente conoce su signo solar. Por eso que te digan que sos de Ofiuco, teniendo el Sol en Sagitario, te empaña la alegría sagitariana. Tremendo…pues algunos dicen “que los nacidos bajo Ofiuco pueden tener tres tipos de personalidades” ….

Y ya a esta altura, estamos tod@s medio maread@s. Aclaremos lo básico. Vamos a ir despacito para intentar comprender todo esto…y terminar con esta confusión confusa…

¿Zodíaco, signo, constelación…o de que estamos hablando??

Desde los comienzos más tempranos de la Humanidad, el movimiento del Sol y los ciclos de la Luna, estuvieron ligados a la concepción del Tiempo y de la Vida. Las personas respondían a un tiempo cíclico ligado a las Luminarias: el sol y la luna. A lo largo de la historia, los pueblos fueron haciendo registros de los cielos. Y a medida que el conocimiento se compilaba, el cielo se fue “mapeando” y se construyó un modelo conceptual representativo de las observaciones celestes. Y la Astrología, los utiliza e incluye en su cuerpo teórico.

Pasemos entonces a repasar esos “conceptos”. Anteriormente escribí que la mayoría conoce por lo menos su signo solar por la fecha de nacimiento. Eso me da la idea de que el Sol, a lo largo del año “camina” por esa sucesión de signos. La eclíptica es la línea curva por donde «camina» el Sol alrededor de la Tierra, en su «movimiento aparente» visto desde la Tierra. Es aparente porque en realidad es el planeta Tierra el que realiza un camino orbital en torno a Sol.

La órbita de la Luna está inclinada aproximadamente 5° respecto de la eclíptica. Si durante la Luna Nueva o Luna Llena, ésta cruza la eclíptica, se produce un eclipse, de sol o de luna respectivamente. Y esos cuerpos celestes “errantes” a los que llamamos planetas, se mueven por ahí también. Las órbitas de la mayor parte de los planetas del Sistema Solar están contenidas en la eclíptica o muy próximas a ella (excepto Plutón cuya orbita está mucho más inclinada respecto al plano de la eclíptica).

Detrás de estos movimientos cósmicos, durante la noche, aparece como trasfondo, un maravilloso cortinado, tachonado de estrellas. Esas estrellas forman una suerte de cinturón, por encima y por debajo de la eclíptica. (2) Y esa banda de estrellas, fue llamada “Zodíaco”. Es una pequeña pero extremadamente importante banda de espacio, porque al ver el cielo desde la Tierra, toda la actividad planetaria observable en nuestro sistema solar tiene lugar dentro de este estrecho cinturón celestial. La consecuencia es que las constelaciones que se encuentran en esta parte del cielo siempre han sido de especial interés para los astrónomos y astrólogos, porque sus estrellas forman un telón de fondo contra el cual se pueden observar las posiciones cambiantes de los planetas. (3)

Históricamente, el zodiaco ha tenido gran significado astronómico, astrológico y calendario. No es físicamente “real” en sí mismo, sino creado por la división matemática de la eclíptica.

Ver Imagen Ecliptica-Zodiaco

Además, la eclíptica es el punto de partida para el sistema de coordenadas celestes utilizado por los astrónomos para determinar la ubicación de cada estrella, nebulosa, y la galaxia.  Si revisamos el gráfico veremos a la “la Tierra en el centro”, y este es el enfoque que utilizan la mayoría de los astrólogos, y también por los astrónomos en la medición y la observación de las estrellas y planetas. En un nivel práctico, esto simplemente significa que el cielo está siendo observado desde la Tierra, y que las mediciones se basan en la geometría esférica y el uso de la esfera celeste.

¿Y por qué doce divisiones???

El número doce ya se instalaba como determinante de las “divisiones” del zodíaco, entre los sumerios. Si bien la división en doce se atribuye a los babilonios. Este número se basaba en la cantidad de ciclos sol-luna que se dan en el transcurso de una vuelta anual del Sol, a través de la eclíptica. El dios Lunar Nannar (sumerio), también llamado Sin en acadio y babilonio, era una suerte de guardián zodiacal. Se lo representa como un anciano con barba y el símbolo de la media luna. En el sistema teológico-astral está representado por el número 30 y la luna. Este número probablemente se refiera al número promedio de días (correctamente alrededor de 29.53) en un mes lunar, medido entre sucesivas lunas nuevas. (4)  De ahí que se lo llamaba “Camino de Sin (la Luna). Hay registros como las Tablas Mul.Apin, de que este camino podía albergar hasta 18 constelaciones. (5 y 6)

Pero durante el año, los días no son exactamente iguales en cuanto a la duración de la luz solar. Recordemos que esta división tenía una función “calendario” y debía representar el ciclo de las estaciones. ¿Qué es lo que causa la sucesión de estaciones?? Miremos de nuevo la figura de la esfera celeste.

Acá encontramos otra línea imaginaria que es el Ecuador Celeste. Es la proyección del ecuador terrestre en el espacio y es perpendicular al eje de rotación de la Tierra. El ángulo entre la eclíptica y el ecuador es la razón por la cual la Tierra experimenta estaciones. Cuando el Sol está en la parte de la eclíptica que cruza el ecuador, el día y la noche son iguales en todo el mundo, por lo que estos puntos de intersección se llaman “equinoccios”. El movimiento del Sol desde el sur hacia el norte del ecuador establece la definición astronómica de la primavera en el hemisferio norte, porque a partir de ese momento el día entonces se vuelve más largo que la noche. Alrededor de 2000 años atrás este equinoccio, tradicionalmente llamado el equinoccio vernal (latín: ver, “primavera”) fue elegido para ser el punto de partida para la medición a través del zodíaco. Se llama el “grado cero”, o “0 ° Aries” porque Aries es el primero de los doce signos del zodíaco. Y para muchas culturas, era el comienzo del año.

Entonces…. si la eclíptica tiene 360° y tenemos doce ciclos sol-luna, la división nos da doce partes o sectores de 30°. Esta estructura refleja los “cuartos” del año, cuatro divisiones principales, definidas por cuatro partes iguales separadas por 90° en el zodiaco, que determinan donde la eclíptica intersecta con el Ecuador Celeste, marcando los Equinoccios y Solsticios. (Ver figura de Esfera Celeste). Cada uno de estos “cuartos” se divide en tres signos que miden 30° cada uno, para corresponder el movimiento del sol a través del zodíaco con el período de 30 días/mes que tarda el Sol para moverse a través de los 30°.

Ya sé…usaron 360° por un circulo imaginario…era más fácil que usar 365…Pero lo que queda claro, que las divisiones no dependían de las constelaciones sino de un razonamiento matemático. Tal es así que los babilonios reconocían 18 constelaciones (algunos dicen 17) en el área del zodiaco.

Y ahora es necesaria otra aclaración conceptual sobre esas doce divisiones: la diferencia entre “constelación” y “signo”:

Una constelación es visible. Las civilizaciones antiguas, decidieron vincular estrellas mediante trazos imaginarios, creando así siluetas virtuales sobre la esfera celeste. Se han asociado con una figura, y a menudo con un mito. Es una agrupación de estrellas que aparecen juntas en el cielo, cuya posición es aparentemente invariable. En realidad, la verdad es que es una agrupación convencional de estrellas. Recordemos que vemos a las estrellas en el mismo plano, juntas, desde la Tierra, pero se pueden encontrar a gran distancia entre ellas. partir de 1928, la Unión Astronómica Internacional (UAI) decidió reagrupar oficialmente la esfera celeste en 88 constelaciones con límites precisos, tal que todo punto en el cielo quedara dentro de los límites de una figura. Antes de dicho año, eran reconocidas otras constelaciones menores que luego cayeron en el olvido; muchas, ya no se recuerdan. El trabajo de delimitación definitiva de las constelaciones fue llevado a cabo fundamentalmente por el astrónomo belga Eugène Joseph Delporte y publicado por la UAI en 1930.

Un signo comunica información sobre un fenómeno. A su vez puede dar indicios o señales de una determinada cosa. Y en astrología, están determinados por principios astronómicos. No se espera (ni ayer, ni hoy, ni en el futuro) un alineamiento cercano con las constelaciones astronómicas cuyos nombres comparten. Esto no sería posible porque mientras que las constelaciones varían de tamaño los signos del zodiaco no lo hacen.

Los signos astrológicos no se definen por las constelaciones que se ven en el cielo. Los nombres pueden llevarnos a confundirlos. Pero para l@s astrólog@s occidentales, esto no influye. La información sobre la que basan sus interpretaciones no implica un estudio de las estrellas distantes o constelaciones. Por el contrario, sus datos tienen que ver con los movimientos de los planetas de nuestro propio sistema solar dentro de una zona de influencia definida por la relación entre la Tierra y el Sol. (7)

Las constelaciones son agrupaciones de estrellas, a las cuales se les “atribuye” una forma, desde la perspectiva del observador. Los signos son sectores de esa banda imaginaria creada por los antiguos, y llevan los mismos nombres y se encuentran en el mismo orden de las constelaciones, pero no deben confundirse. Los signos para la Astrología Occidental son Energías. Son el resultado de combinar los cuatro elementos y las modalidades de la energía o ritmos. Cuatro elementos y tres modalidades, que dan origen a doce signos. Lo que llamamos ritmos o modalidades configuran la motivación o impulso esencial del signo. Desde lo esotérico, cada uno de estos números (4 x 3) aporta su significado y sabiduría sagrada.

Ofiuco tampoco es una constelación “nueva”. Fue catalogada con muchas otras en el Almagesto de Ptolomeo, en el siglo II dC donde se le conoce como Septentarius, “el portador de la serpiente”. Se conocía entonces que la eclíptica corta una pequeña parte de esta constelación, pero al ser una constelación muy grande, la mayor parte de la figura “no entraba” en la banda zodiacal. Tampoco Ofiuco fue una cuestión de género. Si por cierto, hay otras cosas que reclamarle a Ptolomeo…

Por lo tanto…Ofiuco no es un “signo”. Es una constelación de estrellas que forma un patrón en el cielo, que cruza la eclíptica en la parte tropical del signo de Sagitario y hacia el final del signo de Escorpio sideral. Aparte del hecho de que su luz parece brillar en la misma parte del cielo visto desde la Tierra, las estrellas de Ofiuco no tienen ninguna asociación astronómica necesaria entre sí. Se mueven de forma individual en su propio curso a través de su galaxia y, posiblemente, la imagen o “figura virtual” desaparecerá (después de algunos millones de años).

Pero….y el “corrimiento”????

Existe una suerte de “desplazamiento” entre los sectores de la eclíptica y el telón de constelaciones. Es lo que causa que detrás del primer signo o sea Aries, en este momento, este como fondo la constelación de Piscis, cerca del final de la de Acuario. Eso se llama Precesión de los Equinoccios, está relacionada con las Eras Astrológicas y no tiene relación con la interpretación de cartas natales de las personas. Ni con otra técnica utilizada en cartas de personas.

Por ahora, lo dejamos así. Tanto la Precesión de los Equinoccios, cómo eso de los “dos Zodíacos” y las Estrellas Fijas, se merecen una explicación más detallada. ¿Pero qué te parece si la seguimos la próxima??

¡Que la Abuela Luna te bendiga!!!

¡Gracias!!!!

Mónica Gobbin

 Astrología desde la mirada de la Espiritualidad Femenina

 (1) Jean-Baptiste Colbert (Reims, 29 de agosto de 1619 – París, 6 de septiembre de 1683) fue ministro del rey de Francia Luis XIV. Excelente gestor, desarrolló el comercio y la industria con importantes intervenciones del Estado. Su nombre va unido a una determinada política: el llamado colbertismo y como un antecesor del dirigismo. En 1666, funda la Academia de Ciencias, excluyendo la Astrología de las currículas.

(2) Aproximadamente 8° hacia arriba y 8° hacia abajo. Según algunos autores 9°.

(3) Debora Houlding: “Understanding the Zodiac. And why there really are 12 zodiac sign and not 13”. En www.skyscript.co.uk

(4) Al periodo de 29,53 días podemos llamarlo familiarmente mes lunar, y astronómicamente mes sinódico o ciclo sinódico o lunación.

(5) “Y dale con Ofiuco” art. del Prof. Sergio Barreiro

(6) Daniel Marín: La lista MUL.APIN es la compilación exhaustiva de estrellas y constelaciones más antigua que existe. La lista se conserva en forma de tablillas de arcilla que datan del periodo Asirio (687 a.C.), aunque todos los expertos siempre han coincidido en que el origen de la lista debe ser más antiguo, entorno al año 1000 a.C. Otros estudiosos sugerían incluso una fecha tan temprana como el 2000 a.C. El interés de la lista MUL.APIN radica en que los nombres de muchas de nuestras constelaciones (creadas por los griegos) tienen su origen en Mesopotamia, como es el caso de Escorpio, Tauro, Los Carros (Osa Mayor y Menor), Águila o Libra, entre otras. En concreto, casi todas nuestras constelaciones zodiacales aparecen por primera vez con esta lista.

(7) Sobre un artículo de Bob Brezsny

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s