Astronomía: ¿Que es un Eclipse Lunar?

EclipseLuna

La Luna es el satélite natural de la Tierra. Según los datos que nos aportan los libros, sus dimensiones representan un cuarto del diámetro de la Tierra y 1/81 de su masa. Se encuentra en relación con la Tierra, siempre mostrando la misma cara a la Tierra. Su prominencia en el cielo y su ciclo regular de fases han hecho de la Luna un elemento capital para la Humanidad desde la antigüedad tanto en el lenguaje, como en el calendario, el arte o la mitología. La influencia gravitatoria de la Luna produce cambios en los seres vivos, las corrientes marinas y las mareas. La distancia orbital de la Luna, cerca de treinta veces el diámetro de la Tierra, hace que “parezca” tener el mismo tamaño que el Sol, permitiendo a la Luna cubrir exactamente al Sol en eclipses solares totales.

El eclipse (del griego Έκλειψις, Ekleipsis, que quiere decir ‘desaparición’, ‘abandono’) es un fenómeno en el que la luz procedente de un cuerpo celeste es bloqueada por otro, normalmente llamado cuerpo eclipsante.

…¿Y por qué la Luna “desaparece” en el cielo???

La Luna carece de luz propia. La apariencia de la Luna, por lo tanto, depende de la posición de esta en su camino orbital alrededor de la Tierra. Tanto la Luna como la Tierra proyectan al espacio largos conos de sombra al recibir la luz que irradia el Sol.

Un eclipse lunar (del latín eclipsis) es un evento astronómico que sucede cuando la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna, generando un cono de sombra que oscurece a la luna. Para que suceda un eclipse, los tres cuerpos celestes, la Tierra, el Sol y la Luna, deben estar exactamente alineados o muy cerca de estarlo, de tal modo que la Tierra bloquee los rayos solares que llegan al satélite; por eso, los eclipses lunares solo pueden ocurrir en la fase de luna llena.

Los eclipses lunares se clasifican en

  • parciales (solo una parte de la Luna es ocultada),

  • totales (toda la superficie lunar entra en el cono de sombra terrestre) y

  • penumbrales (la Luna entra en el cono de penumbra de la Tierra).

La duración y el tipo de eclipse depende de la localización de la Luna respecto de sus nodos orbitales.

A diferencia de los eclipses solares, que pueden ser vistos solo desde una parte relativamente pequeña de la Tierra y duran unos pocos minutos, un eclipse lunar puede ser visto desde cualquier parte de la Tierra en la que sea de noche y se prolonga durante varias horas.

La sombra de la Tierra tiene la forma de un cono con dos partes. La umbra (en el lado interior) es oscura, mientras que la penumbra (en el lado exterior) es tenue. Piensa en la sombra de tu cuerpo. También tiene estas partes. La umbra es la zona donde la luz solar está completamente bloqueada. La penumbra, ese pálido margen alrededor de la umbra, es donde la luz solar está bloqueada sólo en forma parcial.

esquema.png

Para que se produzca un eclipse lunar, la Luna debe estar cerca de uno de sus Nodos (punto en que su órbita corta la eclíptica) o en ellos exactamente. Si el ángulo entre la línea de los Nodos y el Sol o la Luna es mayor que 12° 15’ no puede haber un eclipse de luna total.

La sombra de la Tierra se proyecta en dos partes: la umbra y la penumbra. En la umbra, no existe radiación solar directa. Sin embargo, debido al mayor tamaño angular del Sol, la radiación solar es bloqueada solo parcialmente en la porción exterior de la sombra terrestre, que recibe el nombre de penumbra. De este modo, debido a las distintas sombras, los eclipses se clasifican en:

Eclipse penumbral: ocurre cuando la Luna pasa a través de la penumbra terrestre. La penumbra ocasiona un sutil oscurecimiento en la superficie lunar. Si solo una pequeña parte de la Luna entra en la región penumbral, el eclipse resultante es de muy difícil observación a simple vista y se denomina penumbral-parcial. Un tipo especial de eclipse penumbral es el penumbral-total en el cual la Luna entra totalmente en la penumbra, sin pasar por la umbra. Este último caso de eclipse penumbral es muy infrecuente (unos tres por siglo) debido a que el ancho de la zona penumbral (la diferencia entre el diámetro interno y el límite externo) es solo ligeramente más grande que el diámetro de la Luna. En los eclipses penumbrales-totales, la porción de la Luna que se encuentra más cerca de la umbra aparece un poco más oscura que el resto.

Eclipse parcial: ocurre cuando solo una parte de la Luna entra en la umbra.

Eclipse total: sucede cuando la Luna entra completamente en la zona umbral. Un caso especial de eclipse total es el total-central, en el cual la Luna, además de pasar por la umbra terrestre, lo hace por el centro de esta.

Con mediciones exactas, a lo largo de un año terrestre no puede haber más de siete eclipses lunares o solares y, como mínimo, se producirán dos eclipses. Los eclipses se producen de dos en dos, debido a que los eclipses lunares vienen precedidos de un eclipse solar.

Si deseas aprender a danzar las Lunas en tu Mandala Natal y vivir esta “magia” en tu vida, haz click aquí.

¡Bendiciones de la Abuela Luna para ti!!

Mónica Gobbin

Astrología desde la mirada de la Espiritualidad Femenina