Memoria Celular (Método Gonçalves®)

MemoriaCelular1.jpg

Por mucho tiempo la definición de “memoria” estuvo ligada exclusivamente a las funciones del cerebro y, considerada a su vez, como un fenómeno de la mente que permitiría al organismo codificar, almacenar y evocar la información del pasado. Esta capacidad de “almacenar y evocar” se explicó como resultado de las conexiones sinápticas repetitivas entre las neuronas, lo que crearía a su vez redes neuronales (la llamada potenciación a largo plazo).

El paradigma fue cambiando. Una nueva mirada sobre estos “bancos de memoria”, permitió comprender que lo que llamamos memoria, no se limita a la función cerebral. Todo lo vivido, sentido y experimentado deja un “registro” en nosotros. Investigaciones sobre la problemática del paciente transplantado, arrojó información que confirma la existencia de una “memoria sistémica”. El tejido donante conservaría esta información y sería experimentada por el paciente receptor en forma consciente o inconsciente. El Dr. Deepak Chopra, en su libro Curación cuántica, es uno de los autores que abre la discusión sobre este tema, resistido en ciertos ámbitos académicos.

De allí: “(…) la importancia de los recuerdos, que quedaron grabados, no solo en nuestro cerebro, sino que cada célula, cada órgano, cada tejido de nuestro cuerpo lleva así la impronta de lo vivido. Y habitualmente lo decimos “el cuerpo tiene memoria” aunque no sepamos en realidad el alcance ni la implicancia de tal afirmación. (…) “. (1)

Somos seres encarnados, poseemos Cuerpo y Alma. Pero nuestro cuerpo físico guarda el registro de nuestras vivencias personales y los patrones heredados. Y esta Memoria actúa independiente de nuestra voluntad. En la base del síntoma. “(…) De ahí la importancia de acceder conscientemente a nuestros “bancos de datos” para ver el origen de todas aquellas reacciones que no entendemos en nuestra vida, y que no queremos tener y estamos en condiciones de modificar si así lo deseamos. (…)” (4)

Luís Ángel Díaz dice “Los rasgos, las características, los hábitos, las tendencias, tanto en cuanto a virtudes o deficiencias, están no sólo en el ADN sino también en todo el sistema de memoria del cuerpo: cerebro, espina dorsal, terminales nerviosas… La comunidad científica está abriendo los ojos a que haya memoria más allá del cerebro, y con el tiempo las irá hallando en todos los órganos internos”. (2)

Este conocimiento llevó a la Prof. Teresa B. Gonçalves, al diseño y creación de una herramienta terapéutica valiosísima. Diferente a otras posiciones. “(…) Uno de los pilares básicos de la re-programación celular, es que el propio paciente descubre la información de sufrimiento, que esta almacenada en sus propias células. (…) Guiado por el terapeuta, emerge un código, referente al tema que trae a sanar y mediante distintas posturas corporales. El paciente llega a la raíz u origen de su trauma en forma incruenta. (…)” (3). Una vez descubierto el origen del sufrimiento, se procede a la limpieza o barrido a nivel molecular. Para ello el Método Gonçalves ®, posee recursos como micromasajes, Capelinas (formas geométricas cromáticas), entre otros.

Es de utilidad en cualquier bloqueo o situación dolorosa, stress emocional, Shock postraumático, fobia, ataque de pánico, inhibiciones, dificultades en la comunicación, falta de memoria, exceso de peso, caída de cabello, envejecimiento por traumas, perturbaciones del sueño, trastornos físicos, emocionales y mentales, repetición de errores, adicciones, nuestra relación con el dinero, complicaciones familiares y de pareja, problemas de aprendizaje, quitando la auto limitación y cambiando el comportamiento presente para conseguir aquellos logros que hasta ahora no conseguimos.. (5)

Facilitadora Lic. Mónica Gobbin

Bibliografia:

(1) Lic. Liliana Sinardi Angió de Casaca en el artículo: “La memoria de lo vivido está en mi cuerpo”

(2) Luis Diaz: “La Memoria en las Células” de Ed. Kier.

(3) Lic. Isabel Kambourian en el artículo “Reprogramación de la memoria celular método Gonçalves”.

(4) Lic. Liliana Sinardi Angió de Casaca en el artículo citado.

(5) Prof. Teresa B. Gonçalves

Para más información sobre consultas y tratamientos enviar mail a monicagobbin@gmail.com